Excursiones

Circuito de las 7 cascadas

Se trata de un circuito de unos 2500 mt de recorrido de baja a mediana complejidad, donde se pueden ver las 7 hermosísimas cascadas que forma el arroyo Agrio entre el volcán y lago Caviahue, el circuito se inicia a unos 2300 metros de nuestro complejo, se puede ir en vehículo hasta el punto de arranque. Es posible que el acceso a algunas de las cascadas superiores no esté temporalmente habilitado, ya que el bosque de araucarias aledaño se encuentra en conservación por la universidad del Comahue para recuperar la tierra erosionada sobre las raíces de las coníferas.


 

Salto del Agrio:

Este es uno de los atractivos naturales mas importantes de la región, se trata de un salto de mas de 60 mts de altura, que forma el Río Agrio (pasa de arroyo a río una vez que sale del lago Caviahue). La erosión del agua durante milenios formó una olla de enormes dimensiones que se ve  realzada por una paleta de colores encantadores, resultado de las muy particulares características químicas del agua de este río, también el cañón que sigue a la olla es de dimensiones gigantescas, como se puede apreciar en las fotos a continuación. Dista 15 km de Refugio del Monje, y se puede ir en bicicleta en vehículo a motor, se accede primero, tomando el camino que va a la villa de Copahue y, cuando el odómetor del auto indíque unos 6,5 km  desde la salida de las cabañas, se tuerce a la derecha, en el camino que va a El Huecú, luego se cruza el Río Agrio por un puente y a los 15 km, contando siempre desde las cabañas, se encuentra el acceso a este monumento  natural, a mano izquierda.

 

 

Aguas abajo del Salto:

La camioneta a la derecha es una referencia para las dimensiones del cañón del Agrio

 

Colores…..

 

 

Cascada Escondida y Bosque Encantado:

Una corta caminata de 2500 metros, nos lleva desde el complejo hasta la cascada Escondida, en el trayecto se atraviesa el Bosque Encantado, con sucesiones de especies arbóreas no muy comunes en la región, lengas, caña colihue, ñirantales, cipreses y por supuesto, la reina de la región, la araucaria. Si uno no se deja encandilar por el bosque y se mantiene pendiente de lo que vuela, es posible ver cóndores que habitan esta región.